Cierra la discoteca de verano Riviera tras desahuciar a sus gestores

La discoteca de verano Riviera ha cerrado sus puertas por una larga temporada. Los gestores de este local de ocio han sido desahuciados por no pagar el alquiler ni la luz. Los funcionarios del juzgado, apoyados por dos patrullas de la Policía Local, procedieron al lanzamiento del local ayer.

La persona que ha logrado esta acción judicial es Juan Luis Barquero, quien tiene alquilada la discoteca desde 2006. Ese año comenzó a explotarla y así continuó hasta 2012. El 1 de enero del año pasado, sin embargo, firmó un contrato de colaboración con otro empresario, S. C. O., para gestionar la discoteca entre ambos. El problema ha aparecido porque su ‘socio’ no ha pagado su parte del alquiler ni la luz, según señala la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 7 de Badajoz, por lo que el inquilino primero ha logrado un auto para romper el contrato y un lanzamiento judicial para recuperar el local.

El proceso legal ha sido largo, ya que la demanda es de junio de 2012 cuando comenzaron los incumplimiento de contrato. Su abogado, Fernando Cumbres, de la firma Pereira-Aragüete Abogados, explica que los ahora desahuciados «invitaron a mi cliente, a sus familiares y a sus empleados de confianza a marcharse». Después, cambiaron las cerraduras hasta que «se hicieron los dueños del local».

Desde entonces Juan Luis Barquero ha tenido que asumir los pagos del alquiler, 4.000 euros al mes, en solitario, así como numerosas facturas de la luz. «Mientras no le daban su parte de los beneficios», explica su abogado, quien añade que, además, el local ha sido multado en varias ocasiones por incumplir diversas ordenanzas, como la de horario de cierre. Estas sanciones también han repercutido en el inquilino primero en lugar de los gestores de verdad.

El pasado 23 de abril lograron una sentencia para romper el contrato de colaboración. La misma restituye al demandante la posesión del local «en las mismas condiciones de operatividad en que éste se encontraba» y obliga a S. C. O. a pagar a Juan Luis Barquero 7.772 euros por rentas de alquiler y gastos de electricidad impagados.

Tras la sentencia el 5 de julio, según destaca el letrado Fernando Cumbres, se dictó un auto para que los gestores abandonaran la discoteca de forma voluntaria. Al no cumplirlo ha sido cuando se ha emitido el lanzamiento judicial..

Graves desperfectos

Los policías y los funcionarios judiciales llegaron a la puerta de la discoteca de verano a las 9.30 horas y minutos después un cerrajero procedió a romper la cadena para que todos entrasen en el local. Una vez dentro, el inquilino, junto con sus abogados, comprobó que el local había sufrido numerosos daños. De hecho ayer pidieron la valoración de los desperfectos y presentarán una demanda en los próximos .

El sábado pasado el local acogió su última fiesta. Sin embargo, ayer lunes estaba desmantelado. El sistema eléctrico ha desaparecido, incluidos los cuadros. Tampoco hay sistema de sonido y han arrancado todos los puntos de luz. En los baños han desaparecido todos los lavabos y sanitarios y hay muchas baldosas desprendidas de su sitio. Por otro lado, ha desaparecido la cocina de un puesto de comida que incluye la discoteca, así como los fregaderos de las distintas barras donde se servían copas.

Los daños son tan graves que el inquilino, tras tomar posesión, descarta por completo volver a abrir por el momento. Primero quiere evaluar los desperfectos y analizar la reparación y el coste de la misma.

Por lo tanto la discoteca de verano cierra sus puertas al menos por el momento. El conflicto judicial, sin embargo, continúa porque la sentencia aún puede tener recurso de apelación. Por otra parte se abre un nuevo frente con una posible demanda por los daños que ha sufrido la Riviera.

Fuente: Hoy.es

30.07.13 – NATALIA REIGADAS | BADAJOZ.

Cumbres Abogados
Share
This